10 cosas que debes dejar de hacer para amarte

Hoy, me miro en el espejo y me digo cosas compasivas y amables. Me gusta la forma en que me queda la ropa, ya no tengo miedo de los espejos ni el contacto visual. ¿El cambio radical? La autoaceptación y el amor propio. El amor propio se trata de la aceptación y de verte a ti misma como el regalo que eres.

Hoy estoy enamorada de mí misma porque respeto mi cuerpo. Veo mi cuerpo como una herramienta y compañero de equipo. Mi cuerpo me ayuda a vivir todo mi potencial. Lo escucho y honro lo que necesita. Si estás luchando para amarte a ti misma o a tu cuerpo, puedes dejar ir ciertas cosas para alcanzar el amor que deseas. Aquí hay 10 cosas que debes dejar de hacer hoy si realmente quieres aceptar tu cuerpo (y, bueno, todo de ti misma).

La guía para lucir elegante

Descubre cómo ser una mujer elegante gracias a tu estilo

1. Deja de culpar a tu cuerpo por las cosas malas en tu vida

No es culpa de tu cuerpo. En cambio, «Gracias, cuerpo, por estar conmigo en este viaje».

2. Deja que alguien más está determinado cómo te sientes acerca de ti misma

Esa persona no te estaba juzgando. Te estás juzgando a ti misma. En cambio, di: «Yo, te perdono, te envío amor».



3. Deja de pensar que estás en el cuerpo equivocado

Estás en el mejor cuerpo para ti. Deja que tu cuerpo sea tu maestro y te guíe hacia más amor.

4. Deja de dejar que el número en la escala o tu tamaño te definan

Eres más que cualquier número. Lo que más importa es cómo te sientes, no cómo te ves.

5. Deja de juzgarte a ti misma por lo que no puedes hacer y celebra lo que puedas

No seas tan duro contigo misma. La limitación está en tu mente. Comienza diciendo «yo puedo» y observa cómo se transforma tu vida.

6. Deja de ser mala contigo misma cuando te miras en el espejo

Eres más hermosa de lo que realmente puedes ver.

7. Deja de unirte a tus amigas cuando comparan sus propios cuerpos

Te lastimas cuando te comparas con otros. En su lugar, celebra tu belleza natural y otros éxitos.



8. Deja de pensar que tu apariencia es más importante que cómo te sientes

Tu salud no está determinada por tu tamaño. Enfócate en sentirte bien y todo vuelve al equilibrio naturalmente.

9. Deja de esperar para alcanzar tu meta de disfrutar tu cuerpo

Tu vida está sucediendo ahora. Puedes elegir odiarte  o amarte. Elige el amor.

10. Deja de pensar que no importas por culpa del tamaño de tu cuerpo

La vida es demasiado difícil como lo es sin que estés en guerra contigo misma. Cuando tengamos bien el interior, el exterior caerá en su lugar.

Artículo relacionado: 5 pasos para mejorar tu amor propio

¡Disfruta del milagro que eres tú!

La guía para lucir elegante

Descubre cómo ser una mujer elegante gracias a tu estilo

¿QUÉ ES LO QUE VAS A DEJAR DE HACER HOY PARA AMARTE MÁS?

10 cosas a hacer para amar tu cuerpo
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

12 comentarios en “10 cosas que debes dejar de hacer para amarte”

  1. Gracias Andrés, como siempre un placer leerte.
    Gracias por tus consejos, sugerencias e ideas, que son un aporte positivo y tan humano. A veces, una no se da cuenta de por qué se siente de determinada forma y al leerte, encuentra la claridad a esa situación o estado de ánimo. Felicitaciones y que tengas siempre éxito.

  2. Hola, Lucie, buen artículo. Los puntos 8 y 9 son los que me darán más batalla. Porque son de las cosas que más hago. Gracias por tus consejos. Siempre te leo.

  3. Hola Lucie! Sabes que hasta hace como un mes tuve una amistad muy tóxica, en la cual me sentía inferior, menospreciada, no me sentía bonita en lo absoluto, recibía comentarios de mal gusto y bueno, tome la decisión de alejarme, y de verdad a sido la mejor decisión que he podido tomar, y estoy en proceso de devolver mi autoestima, de volver a sentirme bien, hoy voy a comenzar a poner en práctica tus consejos, deseame suerte! Un beso desde Venezuela

    1. Hola Fabiana! Gracias por compartir tu historia 🙂 ¡Hiciste lo correcto y te felicito! Ahora toma TIEMPO POR TI, haciendo lo que te hace feliz y concéntrate en TI. Haz de tu persona tu prioridad y todo irá bien, te lo prometo 😉 Un abrazo

  4. Hola, qué tal? Ayer casualmente me topé con tu blog y hay algunos rasgos o principios que reiteradamente he ido encontrando en tus entradas y no acabo de comprender y que además, me son un poco confusos. Te dejo mis dudas a continuación.

    Quizás únicamente es una cuestión de sensaciones, pero bajo mi punto de vista, la temática de tu blog parece entrar en contradicción con el contenido de algunas de tus entradas, como es en este caso. De una banda el objetivo general, entiendo que es conseguir una imagen exterior femenina, elegante, admirable e incluso destacable en comparación a de los demás. Es por eso que entiendo que vinculas asumir este objetivo con la necesidad lógica de recurrir al cuidado, bienestar y equilibrio interior; mente, autoconocimiento y autoestima. A continuación, en las entradas se habla de ACEPTACIÓN y se concentra la parte sustancial del conflicto en aspectos puramente FÍSICOS y estéticos.

    Mientras que leía esta entrada me chocó también el punto que venía a decir que “no debíamos compararnos con los demás” mientras que en algún otro rincón de tu blog, y creo que es en la sección en la que se hace promoción de tu libro, marcas y remarcas que uno de los objetivos establecidos y que seguramente se cumplan una vez se realizada la lectura del manual es destacar y por ende entrar en el temido juego de las COMPARACIONES. Y aquí matizo: temido para algunos pero bajo mi punto de vista más que necesario por dos factores que resumo rápidamente a continuación. El primero: es imposible aislarse de la sociedad, hemos de observar, conocer y cambiar, transformarnos y ser dinámicos; el segundo —y aquí es posible que en mi interpretación haya intentado buscar las cinco o seis patas al gato— la comparación puede incentivar nuestra competitividad, nuestras ganas de mejorar, huir del conformismo y de las posturas intransigentes y llegar a la conclusión de que si una persona puede tener un cuerpo bonito, vestir de forma “estilosa”— los aspectos físicos que destacabas, y los únicos…— o tener una carrera, ser competente y exitosa en el trabajo y respetada — que no venerada o admirada— yo como persona y ser individual también puedo asimilarlo y conseguirlo. Y todo esto no desde el amor del: “soy bonita, me amo y estoy bien así”; sino desde la fuerza de la crítica y del amor propio: “mente y cuerpo somos un gran equipo y unidos vamos a ser una persona mejor”.

    Aceptación… Y yo me pregunto: ¿qué debo de aceptar? ¿Me debo de aceptar a mí misma? ¿Por qué aceptar? Encuentro que es un enfoque muy común pero bajo mi perspectiva, me da la sensación que es una forma de posicionarse en un escalón inferior, subordinarse. Aceptar… Me suena a cuando debes afrontar un problema muy grave que no tiene solución y simplemente tienes que aprender a vivir o convivir con la desgracia. Vaya, yo propondría o utilizaría un recurso que sonara más NATURAL, más libre y que se asocie a una mentalidad diferente, innovadora, pura y limpia de estos complejitos artificiales que disocian cuerpo físico con estado o conciencia mental. A partir de esta nueva mentalidad que yo propondría creo en la posibilidad de visualizar un cambio de paradigma y ser feliz… Empañando nuestros ojos con la vieja mentalidad pongo en duda poder obtener resultados.

    Y aunque imagino que esto no lo has hecho a mala voluntad ni que era tu intención, creo que esta entrada comunica un mensaje muy ligado a todos estos estereotipos sociales que todo el mundo se empeña en eliminar y a los que te refieres con las palabras “tamaño”, “cuerpo”, “comparar”, “espejo”, “culpar”. Si yo fuera una chica felizmente gorda y llegara a esta entrada me sorprendería notablemente ver que alguien se esta “culpando” por su “tamaño” y me replantearía seriamente el porqué deben consolarme por ser gorda y alguien desde fuera, EXTERNO, debe plantearme eso como un defecto. ¿Debe mi confianza en mí misma depender de consejos ajenos? En cuanto a esa nueva mentalidad que yo propondría, ni consideraría estos aspectos físicos de tamaño, marcaría un hilo conductor de mi filosofía de vida a algo ligada a la espontaneidad, naturalidad, salud, vida y experiencias enriquecedoras .

    Espero que no te haya molestado mi comentario, creo que es importante poder resolver estas dudas que a me surgieron y que considero que pueden ser de gran ayuda a tus otros lectores.

    1. Hola Mia,
      Gracias por tu comentario y expresarme tus dudas.
      En mi sentido la aceptación es el segundo paso hacia el amor propio (después del auto-conocimiento). No puedes amarte y acceder a tu poder creador si no te aceptas tal como eres , ¿ves lo que quiero decir? No hablo aquí solo del físico, sino también de rasgos de personalidad, de tu autenticidad.
      Desgraciadamente, la mayoría de las mujeres culpan a sí misma y su cuerpo por lo que no pueden conseguir en sus vidas «no tengo novio porque estoy fea, no puedo adquirir la vida que deseo porque no tengo esta aptitud…» y es este mayoría que quiero ayudar. Quiero que mis lectores toman conciencia que ellas son la responsabilidad de su vida y que tomen acción para tomar el control de su vida para vivir la vida de sus sueños. Estoy de acuerdo contigo, hay 1000 temas más que deberíamos hablar también (alimentación, salud, experiencias…), pero vengo poco a poco. Lo importante para mi ahora es ayudarles a que se sienten mejor con su imagen y su reflejo. Y para las personas que se aceptan y aman tal como son, no es esencial para ellas leer este artículo.
      Gracias de nuevo por haberme dado tus impresiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Sueñas con ser una Mujer Elegante?
¡Participa al desafío ‘Soy una Mujer Elegante’
{GRATIS}!